Lowxury

El sector del lujo no está en crisis y encima ayuda a salir de ella. Así lo confirmaba esta semana el presidente ejecutivo del Circulo Fortuny, Carlos Falcó, cuando anunciaba que este sector prevé crear hasta 30.000 empleos en España en los próximos años. Un sector que crece y que tiene su público, consumidores fieles, en busca de calidad, diseño, personalización y artesanía.

Son muchos de los consumidores de hoy en día que necesitan el lujo en sus vidas pero sin arruinarse y así poder llegar a fin de mes. Y es que parece que la bonanza económica que precedió a la crisis actual hizo que la sociedad se familiarizase con los productos de alta gama. Ya es sabido que es más fácil subir un escalón que apretarse el cinturón.

Como consecuencia de esto, ahora se abre una nueva tendencia: el lowxury, productos de calidad y diseño a un precio “asequible”. Ésta es la nueva estrategia que están asumiendo muchas marcas. Hoy la descubrimos aquí, aunque seguro que muchos ya habéis oído hablar de ella.

La fusión de dos términos extremos low cost y luxury han convergido en esta nueva corriente. Dos palabras antónimas a simple vista pero que casan a la perfección. El lujo asequible gusta, funciona, genera negocio. Grandes marcas como Marc Jacobs sacó en 2009 una segunda marca con complementos más asequibles, Don’t miss the Marc.Custo Barcelona hizo lo mismo en la Semana de la Moda de NY de Septiembre de 2010 lanzando una línea de ropa a la que bautizaron como “lowxury”.

Esta tendencia, sin embargo, no se asocia sólo a productos de lujo si no a cualquier bien de consumo, como pueden ser las cápsulas de café Nespresso. La gente sigue buscando calidad, pero a otro precio. Ahora, y más que nunca, el dinero importa.Además, en una situación así, la ostentación no está bien vista. Lucir no es políticamente correcto.  Y como comentaba a una entrevista en El País, Julián Villanueva, responsable del Departamento de Marketing de IESE “es muy difícil encasillar al consumidor. Igual compra en Mercadona como en Loewe”.

Muchos apuntan a que es una tendencia segura, acertada. Para las marcas de alta gama, con un nicho de mercado muy concreto, les permite llegar a un público objetivo y así ampliar su rotación.Pero no todo son buenas críticas hacia esta apuesta. Algunos la califican de “mortífera” si no se sabe ejecutar bien, otros consideran que son sólo productos de diseño y no lujo lo que se comercializa y algunos se aventuran a pensar que es una estrategia para encubrir el bajo coste y su desprestigio. El debate está servido.

Y vosotros, ¿qué opináis?

 

 

One Response to “Lowxury”

  1. Bueno, a mi me parece que es nada mas que otro nombre para la gama alta o el “Masstige”. Esto a mi no me suena como lujo y no veo nada de nuevo en el concepto. Y vosotros que opináis? :)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Facebook Estrategias de Lujo Twitter EstrategiasLujo